martes, 1 de marzo de 2011

3209.- EVA DURÁN



Eva del Pilar Durán
Eva Durán (Cartagena, Colombia, 1976), nació en el eterno sueño de verano de una pequeña ciudad, de un país que no tendrá jamás una segunda oportunidad sobre la tierra. Olvida con frecuencia el tiempo y su importancia, no sabe ganar dinero, adora apasionadamente a los perros, dormir y ensoñar. no tiene la menor esperanza en el futuro de los hombres. le gusta la lluvia, las ciudades, las hormigas, la malteada de mora. Hizo estudios de historia ha sufrido amenazas de un grupo paramilitar. Estudio producción de TV. Cansada de los parques y el pasado de una ciudad en la que se guardan nostalgias virreinales del imperio español, agarró su morral y enfilo rumbo al puerto de Barranquilla. Allí finge de persona decente, estudia dos idiomas y labora en un noticiero de TV. Fue adoptada gentilmente por un hermoso perro de ojos almendrados. En la actualidad está, enamorada. Ha publicado sus poemas en diversos periódicos y revistas del país. Tiene inéditos los libros de poesía Palabras, Raquel, y Los sueños de la Bestia.







Malamor (poema en prosa)


Amores hay como garfios, amores malditos que te cortan
el alma, que se te meten por las uñas furtiva,
malévolamente, que te comen por dentro, para los que
no hay defensa, ni Dios ni razón, sólo el deseo, sólo
el hambre, la alegría, la ira, la arrechera inmensa
que te hace desear arrancarle la ropa cada vez que te
lo encuentras. Amores hay que se te incrustan en los
huesos y corroen cada instante que en tu vida queda.
Amores de locos, amores de lobos, amores de mierda. Y
escuchas a una chica pelirroja gemir por un publicista
alcohólico, insignificante, y te ves a ti misma en un
espejo de ridiculez e impotencia. Amores hay que te
joden y te chupan. Lo peor de lo peor es cuando sabes
que no debes, que no puede ser, que nunca ha sido.
Porque además te sabes deliciosa, graciosa y amable,
merecedora del goce, la lealtad y el abrazo. Así que
te tienes paciencia, te compras un helado, un vestido
bonito y colmas tu casa de silencio, de buenos
recuerdos y te dices a ti misma: "Vamos guapa, todo
pasa, hasta la vida".
Él te sacó hace ya tiempo tan inequívocamente de su
alma que la única verdad que en ti cabe es que todos
los caminos conducen al olvido. Y el olvido, lo sabes
bien, es peor que la muerte "Reniego de tu piel y de
tus besos, maldiciendo todo lo que en tu nombre sea en
la tierra y el infierno". Estás jodida, clavada,
enamorada, de choques eléctricos. Lo mejor es que no
le necesitas, que te gusta lo que tienes: una casa
chiquitita en una calle de ciudades extrañas, una
vida sencilla, cinco amigos, dos perras, y un amante a
ratos. El amante es cuarto aparte, todo un bocado de
piel bronceada y brazos fuertes, todo risas, todo
labios; poderoso, creativo, bello y te penetra en
cinco velocidades distintas, y tu te entregas a él con
una desesperación y un ansia demasiado parecida al
deseo. Nunca le llamas ni le buscas ni le amas; y él
te posee como quiere, como debe ser, como si cada vez
fuera siempre la última. Y no te importa verle.
A tu amado en cambio, lo amaste siempre como si cada
vez fuera siempre la primera. Él no sabe que por él
escribes todo cuanto escribes, él no sabe que en
verdad le amas. Ah... recuerda que hace poco le
dijiste: "Descubrí que puedo acariciarte con los
ojos", recuerda que no extraña ni tu boca ni el
milagro de tus manos. Se reirá si se entera con qué
fuerza lo evocas cuando te entregas a tu amante, o las
veces que has llorado de rabia porque no es él quien
te penetra, porque otro te da a borbotones lo que solo
anhelas en sus brazos. No sabe nada, no puede siquiera
imaginarlo. Que es al tiempo lo mejor y lo peor que te
ha pasado, lo más vital, lo más contradictorio, lo más
mierda. No sabe que le amas contra ti, que te mueres
por verle, por no verle. Y piensas enseguida: "Vamos
mujer ¿Por qué culparle? Si no te quiere nada, fresca,
todo va a salir bien, no te preocupes". Acostumbrada
como estás a lamerte sola las heridas, respiras hondo,
te sueltas el cabello, sacudes el trasero y sigues
adelante.
Por si no te has dado cuenta, yo soy la protagonista
de esta historia. Y te garantizo que duele, que duele
hasta las lágrimas.






En esta ciudad construiré mi casa

En esta ciudad construiré mi casa
la vestiré de madera virgen y yerba fresca
crecerá al conjuro de la lluvia
refugiará proyectos tontos
actos criminales
sueños primigenios
los miedos de mi niña
y el espectro de Pilar (mi joven abuela)
sonriendo enamorada en la estancia luminosa
[28 años de ser pequeña y coqueta,
43 buscando salidas (y entradas)
en los corredores de la muerte
cayendo cada vez más hacia abajo
cada vez más hacia adentro]

La cabeza disecada
de un torero exitoso
será el orgullo
de mi sala de trofeos


En cuanto a ti
te coseré el cuerpo a pedazos
de musgo de amor y tizón ardiente
te llamaré Fernando
y serás mi hijo

Mi casa
tan profunda como los aullidos
del holocausto
tan pequeña como una caricia
sobre la tumba de mamá







Jamás pertenecí a ninguna parte

Jamás pertenecí a ninguna parte, siempre fui una cosa extraña
a la que todos (sin excepción) se acercaron con curiosidad
manosearon y abandonaron luego con desencanto
saltando de lugar en lugar
vomitando verdades y contando cadáveres ajenos
la que fue incapaz de pertenecer al mundo
la niña grande que se negó a cumplir 19
la imprudente de rostro dulce y expresión amarga
que recorrió inútilmente cuerpos y avenidas
buscando miradas amables
la ciudadana número 45.752.961
que votó por Samper y no se pierde la novela de las 8
la hija del borracho
que penetró la noche y copuló en moteles baratos
esperando un milagro
o una taza de café caliente al final de la calle

O amor... ¿Por qué no?
como quien no quiere la cosa, como se espera la buena suerte
un amor chiquito, simple, primitivo
que justifique la pesadilla de habitar un mundo criminal
el madrugar día a día sin esperanza
y el acumular un cumpleaños tras otro
como quien acumula periódicos viejos

Hasta el momento
parece que el amor ha tenido mejores propuestas que atender
no tengo suerte y no pasaré a la historia
pero tengo este cuaderno
una vagina en buen estado y un par de ojos miopes
tengo la taza de café caliente, tengo cigarros
sexo ocasional y el apartado aéreo # 316
¿no les parece fantástico?







Mi vida

mi vida
es un espacio compacto
entre dos orgasmos
el orgasmo es un puente de luz
entre dos ciudades de fuego





Deseo ocupar

Deseo ocupar
un lugar en el armario
donde se ocultan las palabras
que nadie se atreve a pronunciar






O amor

o amor... ¿por qué no?
como quien no quiere la cosa, como se espera la buena suerte
un amor chiquito, simple, primitivo
que justifique la pesadilla de habitar un mundo criminal
el madrugar día a día sin esperanza
y el acumular un cumpleaños tras otro
como quien acumula periódicos viejos






Advertencias del padre

si has decidido bajar al mundo para hacer el trabajo sucio
hazlo por tu cuenta y riesgo pero recuerda
el cordero no tiene esperanza
tu agonía será larga y difícil
rasgarán tus vestidos venderán tus huesos
tu mortaja mortuoria tu piel desollada por el látigo
tus discípulos
falsificaran tu mensaje
flagelarán a tu concubina
para hacerla santa
levantarán imperios
morirán en tu nombre
matarán en tu nombre
semana a semana beberán tu sangre
como vampiros insaciables
serás la estrella
la puta del paseo
la excusa
el dogma
el becerro
la discordia
el papa no morirá en la cruz
(mandarà a otros)
pero deseará contemplar mi rostro
y ten la seguridad hijo mío
que lo contemplará
no te quepa la menor duda ...
no te quepa la menor duda ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada