domingo, 6 de noviembre de 2011

5076.- RICARDO ESPINAZA


Ricardo Espinaza (Concepción, CHILE, 1981). Poeta y Profesor de Español. Realiza estudios de Doctorado en Literaturas latinoamericanas en la Universidad de Concepción. Ha editado Antologías con ediciones LAR, Concepción-2006. Vive y trabaja desde Concepción, Chile.



Detrás de la sala
Un viejo ha rodado al vacío
Vicente Huidobro

Se fundió el personaje y su protagonaje
el actor ya no interpreta más
el otro-el mismo o el doble en el papel tal cual
en el poema y documental
Sin reflejo por el suelo quebrado el espejo
sangrando el ombligo pus cerebral
Vuelto en bolsa al mosqueRío sin momificar




Ni entumecidas ni estupefactas
restos vidriosos arrollando aluminio iluminado
ligeramente falsos restos vidriosos
falsamente tullidas reflexivas e inflectas
entumecidas i estupefactas
arrollando obviedades
como tripas de máscara a lengua y baba
como tiempos volteados a espacio y estaciones





He visto
que me atan con un hilo de sangre
podrida y podrido la voz a mi ombligo
un nudo en la garganta
que no soltó ni antes de amamantar el intestino
y he visto a un perro y a un hombre
y nos he visto por ahí
en las pantallas de un flippero Teatro Dante
o en el cine Volta de Dublín
sin que tu mano se posara en mi hombro
sin que el óbolo se posara en mi ojo





En la estación sobran escenas como estas
fotografías entre los espejos
más allá de los solsticios, más allá del equinoccio
una imagen que no se proyecta al infinito
miles de fotografías en los diarios del mundo
de rostros desconocidos en los papeles del mundo
de rostros que nadie ve a diario rodando con el mundo
de rostros que no son
nos





Selección de:
DER BLAUE REITER

Y utopía fue el veterinario
Roberto Bolaño

Como un caballo en pena
como una imagen o símbolo en pena
como una metáfora penándote la espera
como una portada mirándote las venas
como un herrero equivocado se reitera





Por dónde no anduvo la huella desta espuela
larga y ondulada como
una serpiente
como la prolongación de la tercera pierna
se arrastra larga y erecta entre los pasos
perdidos
de tu voz y tu alma
de tu palabra,
quizás
de tu palabra





Viéronle pastar cardo y espina
riza del pienso le viste pastar a la madera
y buscabas tu nombre otra vez inscrito
otra vez la huella que comiste
y el naufragio
tragando
ocultamente tragando





Recuerdan la fotografía de la plaza
central,
nombremos central la plaza de la fotografía
nombremos por nombrar simplemente
central a la plaza de la fotografía
Sin nombre la fotografía de la plaza central
recordamos la fotografía
Recordamos y recuerdan sin nombre ni nombrar
cuál de los dos con más vidrio en la mirada
cuál de los dos con más aserrín por el hocico
cuál de los dos con el deseo espiritual más embalsamado
en la postrera sonrisa postal
y potrero
intensamente intenso
potrero postal posando





Cabalgando en escoba ibas lamiendo
por el suelo y el aire ibas lamiendo
la ceniza húmeda en la lengua desta falacia
en tu sombra de hueso y paja
en tu sombra muda de hueso músculo sangre y paja
saboreas el fósil de la angustia virgen
navegas como el señor de su montura y el alambre
el don de la media tripa en intensa fachada
y el relevo del miedo
Solitariamente ambiguo te cabalgas
Te alimentas con hostias y eres hostias líquidas
múltiplos múltiples del que no se confiesa en la permuta ni a sí mismo
o deste u otro modo en la explosión
de la nostalgia que agoniza y
del trabajo armado en la memoria
Te relinchas te muerdes y desbocas
te alienas a ti mismo
sin saberlo





Cómo armar caballo en chino
cómo dibujar caballo en chino según
made in
nos arman y vamos
nos dejas y vamos
dibujados por niña y ya no estamos
made in
inventando un recuerdo made in
Nombrados sin ser.





Con la duración veloz
con la duración del suspiro veloz casi
con la improvisación veloz casi
el jinete y el caballo que cabalgan duro
se vomitan
a su horario movimiento que circulan
se vomitan y devotan al fervor escrito
sin cobrar compensa alguna
duro y parejo se vomitan y devotan y recabalgan
juntos y por separados
y disparejos en la unidad
y por atrás
le llevan
le rehierven vuelta en carrusel de charqui
empozado en charqui el carrusel
le rehierven los huevos de ojos revueltos
refritos
trayendo los huevos que cómo te explico
Reventando la duración





En vano
recuerdas tu infancia y tu nombre
en vano
recuerdas tu muerte otra vez en vano
como un epitafio ausente en una fosa sin hocico
En vano das rienda suelta al recuerdo
En vano ves el silencio relinchar
otra vez
en el abismo turquesa y
en la memoria de quién no escribe aquí
otra vez
En vano





Con miradas escénicas nos vemos obrar
en la quietud inundante del despido recuerdo y adiós
en la armonía frágil del espíritu prefabricado para nombrar
en un caballo para ser citado y afamado
un caballo para los días feriados
en santa devoción reflexiva
Sentado en un caballo bonito de moda
caoba
y anticuado a la hora y en la hora del barniz
Un caballo ceniciento y helado
en el vaivén de tus manos
El invento de una metáfora y cabalgar
en la mirada del templo
en la imaginación que te tranquiliza
en el vaivén de tus manos
por la hora de la búsqueda
por la madera del papel
por la necesidad del invento
y su dominio
por la instrucción en otra lengua
y su dominio
por el consuelo necesario del galope
miope
y la reiteración de todo esto
de todo esto
de todo
esto
esto






Domando la expresión de tu sonrisa
relinchas tu libertad en el terciado del soporte
la productiva dicción de caballos de madera
mudos
virtuales
como el tiempo que lo observa
galopante por tu ombligo
que por templos de escenarios y espejismos
Galopante por tu ceja va el madero
por tu pecho
Lo prehecho rehecho está
un caballo ahorcándose en la cruz
hipándome la voz
como algo que ya no tiene nombre


http://colectivolasilla.blogspot.com/2007/08/ricardo-espinaza-concepcion.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada