jueves, 15 de septiembre de 2011

4694.- MARITZA KUSANOVIC


Maritza Kusanovic Vargas nació en Punta Arenas en 1965. Publicó Erotema en 1995. Su poesía fue incluida en la antología "Poesía Insurgente de Magallanes" realizada por Pavel Oyarzún y Juan Magal. Formó parte del movimiento "Canto Fundamento". Editó "Hullablanca" en El surí porfiado ediciones en 2008. Tiene inéditos los poemarios "La ruta del nombre" y "Canybalada".






Yo naci roja igual que las manzanas y los labios en los labios
Yo nací roja encarnada y muy viva
por eso cicatrizo con facilidad Y las cicatrices
me recuerdan la fuerza de los ríos y el maltrato
Yo naci roja para doler y con dolerme no basta nunca basta
Yo Nací Roja con el fuego y la sangre en una mano
Yo naci roja Y cuando me abrieron los dedos
prendió la brasa Y dijo que no las letras
que no los números La primera línea
me entró con sangre y mundo
Y la poesía es un acto de sangre
Y me sangraron la primera línea
y la sangre tira Y no es linaje y no es raza
Y la sangre tira Y no es familia
El rojo de mi sangre

Cuando sangre sangrarán conmigo








Ya no hay aire sano aquì por eso no importa la respiraciòn ni el orden de las palabras si se chocan y se atropellan con ensimìsmas no importa si se entienden o se desprecian y la piel yanofrenenilalluvia ni elija lo que siente la piel cuando le duele en otro lugar el impropio y tampoco sea oro lo que se lee n'importeunhueso el hueso girando en el aire el aire enfermo elhuesocayendo y nadie entiende lo que lee y nadie sienta que lee muerte Ya no hay aire sano aquì por eso no importan los signos ni la pèrdida de los sìntomas vitales ni los malditos pronòsticos de temperamentosquevanacaer y caen y aplastan con sus cuerpos y nos ataquen sin ser vistos terribles movimientos de màscaras y las màscaras tomanairedelosdemàs y asfixian y nos dejanydejamoshuèrfanos y leemos y leen ynoentienden noentendemos què hiere ni dònde ni còmo decìa y dice dolor porque yanohay airesano y por eso no importa la respiraciòn y talvezseaeso todo el dolor
Matan a mi niña
y a mi mujer matan
Matan al niño
y a la mujer dentro del niño
La que iba a ser su mujer
La todavía niña dentro de él
Matan porque El hambre
es Hombre Muerto









Madre todos estos años
paseando el útero de aquí
allá el óvulo haciendo
un rojo un sepia un negro
Cada uno se rompe
como puede madre
he visto cosas
La belleza y yo nos separamos madre
Nunca fui niña No tuve dolor
No arrastré peso de alas
solo esta línea que me parte
y ordena
mitad pacífica mitad atlántica
madre
adaptarse es acostumbrarse al muro
Este músculo de pared pensada
Pensar que a veces
tengo suerte y me desgarro madre
y parece una boca de salida
Y esta mano no arde La húmeda
del interior siempre extranjero
Porque los ojos no quieren abrirme
abro los ojos madre
la herida mancha la mesa
Casi una palabra
Casi oída
Donde cae la gota respiro
Y también es falso madre










Escribir escribir escribir
Escribir es cosa inútil
no levanta el cadáver del pozo
no calla la fosa común sobre el muerto
no arrebata al lobo la luna
no te saca la cabeza del agua
no hace espacio ni te suelta
Es inútil escribir en el margen se muere
Es inútil escribir abismo en el margen No avance!!!
Es inútil escribir en el margen hay vida
Algo pesa en los extremos
algo nos carga la letra Alguien
nos come las entrañas de noche
y a la mañana nos crecen de nuevo
más hambre y menos hombre
Es inútil escribir sujeto en los márgenes
En los márgenes se nos caen los cuerpos
El sujeto se desprende de mi mano
Mi mano es el margen/de la fosa/del cadáver
Mi mano cae dentro de mi mano
y se diría que estamos bien
si no fuera porque escribir es inútil
entre los orilleros los invisibles
desaparecidos de este instante
instante en que me sepulta esta mano










Cada uno arrastra su propio cadáver
Lo lleva hasta la orilla Y allí lo empuja
a ver si vuela el corazón Si no vuela
es un pez Y lo lleva
al mar muerto Allí lo suelta
a ver si profundiza
y vence las corrientes
Si el mar muerto lo rechaza
Uno arrastra su propio cadáver
Y lo pone al borde de la tierra
a ver si se agarra Si brinca
y nos marea Uno se deja
Y el corazón nos arrastra ahí
con la espalda caliente
ardiendo en el cadáver
Esta es la furia de la poesía







Post-mortem escribo
No te amé allí donde dolía el in-significante
no te amé en mi dolor Vos me amaste
en el dolor del sentido pero-no
en la palabra del mío Ahí
en sus dos carátulas nos moría el amor
Nunca supimos dónde la gravedad
el virus del signo que cargamos
Todo es blanco de la voz poética









nadie sabe lo escrito I
Aquí se sentaba la muerta
Y quemaba el papel Gustaba el fuego
El instante de la hoguera
Una brasa envuelta en mujer
Y la llama con su lengua Y la llama viene
y la quema de nuevo Y la mujer sentada
Incinera el papel









Nadie sabe lo escrito II
Aquí se sentaba el muerto Y se abría
Y miraba desde el fondo quiere
que lo aplasten fuerte Y la llama
y viene/y la deja entrar y se deja hender
Y lo saca de apuro/de quieto/de nada
Y la llama/y viene/y sube en él
Y le hace una boca roja/y entra en ella
y lo asfixia/y se baja la piel/y se rinde
y siente ganas/y ganas de miedo
y ganas de incendio Y la llama
y viene alumbrante/la dolorosa luz
y lo toca/y se vuelca/y se revuelca
todo lo que toca gime Y el Cuerpo sentado
incinera el papel

Yo naci roja igual que las manzanas y los labios en los labios
Yo nací roja encarnada y muy viva
por eso cicatrizo con facilidad Y las cicatrices
me recuerdan la fuerza de los ríos y el maltrato
Yo naci roja para doler y con dolerme no basta nunca basta
Yo Nací Roja con el fuego y la sangre en una mano
Yo naci roja Y cuando me abrieron los dedos
prendió la brasa Y dijo que no las letras
que no los números La primera línea
me entró con sangre y mundo
Y la poesía es un acto de sangre
Y me sangraron la primera línea
y la sangre tira Y no es linaje y no es raza
Y la sangre tira Y no es familia
El rojo de mi sangre

Cuando sangre sangrarán conmigo









Ya no hay aire sano aquì por eso no importa la respiraciòn ni el orden de las palabras si se chocan y se atropellan con ensimìsmas no importa si se entienden o se desprecian y la piel yanofrenenilalluvia ni elija lo que siente la piel cuando le duele en otro lugar el impropio y tampoco sea oro lo que se lee n'importeunhueso el hueso girando en el aire el aire enfermo elhuesocayendo y nadie entiende lo que lee y nadie sienta que lee muerte Ya no hay aire sano aquì por eso no importan los signos ni la pèrdida de los sìntomas vitales ni los malditos pronòsticos de temperamentosquevanacaer y caen y aplastan con sus cuerpos y nos ataquen sin ser vistos terribles movimientos de màscaras y las màscaras tomanairedelosdemàs y asfixian y nos dejanydejamoshuèrfanos y leemos y leen ynoentienden noentendemos què hiere ni dònde ni còmo decìa y dice dolor porque yanohay airesano y por eso no importa la respiraciòn y talvezseaeso todo el dolor
Matan a mi niña
y a mi mujer matan
Matan al niño
y a la mujer dentro del niño
La que iba a ser su mujer
La todavía niña dentro de él
Matan porque El hambre
es Hombre Muerto








Madre todos estos años
paseando el útero de aquí
allá el óvulo haciendo
un rojo un sepia un negro
Cada uno se rompe
como puede madre
he visto cosas
La belleza y yo nos separamos madre
Nunca fui niña No tuve dolor
No arrastré peso de alas
solo esta línea que me parte
y ordena
mitad pacífica mitad atlántica
madre
adaptarse es acostumbrarse al muro
Este músculo de pared pensada
Pensar que a veces
tengo suerte y me desgarro madre
y parece una boca de salida
Y esta mano no arde La húmeda
del interior siempre extranjero
Porque los ojos no quieren abrirme
abro los ojos madre
la herida mancha la mesa
Casi una palabra
Casi oída
Donde cae la gota respiro
Y también es falso madre








Escribir escribir escribir
Escribir es cosa inútil
no levanta el cadáver del pozo
no calla la fosa común sobre el muerto
no arrebata al lobo la luna
no te saca la cabeza del agua
no hace espacio ni te suelta
Es inútil escribir en el margen se muere
Es inútil escribir abismo en el margen No avance!!!
Es inútil escribir en el margen hay vida
Algo pesa en los extremos
algo nos carga la letra Alguien
nos come las entrañas de noche
y a la mañana nos crecen de nuevo
más hambre y menos hombre
Es inútil escribir sujeto en los márgenes
En los márgenes se nos caen los cuerpos
El sujeto se desprende de mi mano
Mi mano es el margen/de la fosa/del cadáver
Mi mano cae dentro de mi mano
y se diría que estamos bien
si no fuera porque escribir es inútil
entre los orilleros los invisibles
desaparecidos de este instante
instante en que me sepulta esta mano







Cada uno arrastra su propio cadáver
Lo lleva hasta la orilla Y allí lo empuja
a ver si vuela el corazón Si no vuela
es un pez Y lo lleva
al mar muerto Allí lo suelta
a ver si profundiza
y vence las corrientes
Si el mar muerto lo rechaza
Uno arrastra su propio cadáver
Y lo pone al borde de la tierra
a ver si se agarra Si brinca
y nos marea Uno se deja
Y el corazón nos arrastra ahí
con la espalda caliente
ardiendo en el cadáver
Esta es la furia de la poesía








Post-mortem escribo
No te amé allí donde dolía el in-significante
no te amé en mi dolor Vos me amaste
en el dolor del sentido pero-no
en la palabra del mío Ahí
en sus dos carátulas nos moría el amor
Nunca supimos dónde la gravedad
el virus del signo que cargamos
Todo es blanco de la voz poética



I

nadie sabe lo escrito
Aquí se sentaba la muerta
Y quemaba el papel Gustaba el fuego
El instante de la hoguera
Una brasa envuelta en mujer
Y la llama con su lengua Y la llama viene
y la quema de nuevo Y la mujer sentada
Incinera el papel



II

Nadie sabe lo escrito
Aquí se sentaba el muerto Y se abría
Y miraba desde el fondo quiere
que lo aplasten fuerte Y la llama
y viene/y la deja entrar y se deja hender
Y lo saca de apuro/de quieto/de nada
Y la llama/y viene/y sube en él
Y le hace una boca roja/y entra en ella
y lo asfixia/y se baja la piel/y se rinde
y siente ganas/y ganas de miedo
y ganas de incendio Y la llama
y viene alumbrante/la dolorosa luz
y lo toca/y se vuelca/y se revuelca
todo lo que toca gime Y el Cuerpo sentado
incinera el papel




http://lavquen.tripod.com/maritzakusanovic.htm







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada