lunes, 19 de septiembre de 2011

4767.- ALEXANDER BESÚ


Alexander Besú Guevara
(Niquero, Granma, CUBA 1970)

Poeta, narrador, autor musical y escritor para niños y jóvenes.

Cursa el último año de la Licenciatura en Estudios Socioculturales, es miembro de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), y actualmente se desempeña como guionista, actor y director de programas radiales en Radio Portada de la Libertad. Conduce, también, la peña artístico-literaria PENS-ARTE, en su municipio.

Tiene publicados los poemarios:
• Discurso en la ventana (Ed. Abril, La Habana, 1993)
• Elogio del orador (Ed. Bayamo, 2001)
• Vitrina, poesía para niños (Ed. Orto, 2004)
• Bitácora de la tristeza (Ed Sanlope, Las Tunas, 2008 / reed. Editorial Germinal, San José, Costa Rica, 2009).

Poemas de su autoría aparecen, además, en las selecciones:
• Historias recicladas (Ed. Bayamo 2000)
• Vértice Concurso Nacional de Cuentos Breves (Ed. Bayamo 2009)
• Al sur está la poesía (Ed Bayamo, 1995)
• Poetas del mediodía (Ed Sanlope, Las Tunas, 1995)
• Silvio: te debo esta canción (Ed. Oriente, Santiago de Cuba, 2004)
• Del surrealismo a la décima exquisita (Ed. Sanlope, Las Tunas, 2005)
• Anaquel de los sueños, poesía para niños (Ed Bayamo, 200
• Navegas, isla de oro, poesía para niños (Ed Unión, La Habana, 2010).

Ha escrito numerosos guiones para la radio, así como dirigido infinidad de programas para este medio. Ha sido jurado en concursos radiales y literarios a todos los niveles: municipales, provinciales, nacionales e internacionales. Le han sido dedicados los principales eventos literarios de su provincia y de su municipio. Está propuesto para integrar el contingente de colaboración cultural con otros pueblos del ALBA.

Su obra ha sido reconocida con diversos premios, entre los que resaltan:
• Premio Especial Ala Décima en el Concurso Nacional “Regino Pedroso 2008”
• Premio Iberoamericano “Cucalambé 2007” en décima escrita
• Premio Concurso Internacional de Poesía “Latin Heritage Foundation” 2011, USA.
• Premio al Mérito Literario “José Joaquín Palma”, 2011, que otorga la UNEAC en Granma.
• Medalla Raúl Gómez García.

( Dirección de correo electrónico: besu@rplibertad.icrt.cu )






poema inédito, Premio Especial A
la Décima en el Concurso Nacional Regino Pedroso 2008



NARCISISMO

Para mi amigo Leonardo Fonseca,
a quien la creación lo está matando.

Yo tuve sexo con brujas
al pie del templo de Brahma.
Yo deifiqué un holograma
de prehistóricas burbujas,
imploré que las agujas
me tatuaran un mosaico
precolombino, un incaico
relieve, un dolor, un treno…
Yo pude ser nazareno
pero abdiqué. Yo soy laico.

Yo adiestré arpías novicias
en un vuelo torpe y hosco.
Yo pinté, -sin ser El Bosco-,
El jardín de las delicias.
(Nunca las telas ficticias
lograrán que me acompleje)
Yo pude negar el eje,
la Tierra, la rotación,
pactar con la inquisición,
pero ardí. Yo soy hereje.

Yo descubrí un pasadizo
hacia la mercadotecnia,
y vendí genes de la etnia
bellísima de Narciso.
Yo, que soy incircunciso,
que no soy un hombre bello,
sentí una soga en mi cuello,
un balancear, un redoble…
Pude morir como un noble,
pero no. Yo soy plebeyo.

Yo también estuve en Bremen
acariciando un fagot,
tuve un traje de Pierrot
con tenues manchas de semen.
(Quizá por eso me temen:
por mi aspecto de reciario
feroz, por mi legendario
mote: el Hombre de Vitriolo…)
Aún así no vivo solo,
no podría. Soy gregario.

Decodifiqué las runas
reveladas por Anubis.
Voraz, mordí algunos pubis
en mis íntimas hambrunas.
Yo fui un beduino sin dunas,
sin agua en el intelecto;
fui un ciudadano correcto,
un medroso bajo fianza…
Pude ser Gregorio Samsa,
pero muté. Soy insecto.

Yo anduve de tasca en tasca,
bebí cervezas antiguas
y tracé líneas ambiguas
sobre las pampas de Nazca.
Yo cubrí con hojarasca
la palidez de mis caries,
cometí ciertas barbaries
y fui chamán, -aunque indigno-.
Pude escoger otro signo,
más no quise. Yo soy Aries.

Fui un heraldo sin mensajes,
un arconte, un testaferro.
Sollocé por Martín Fierro,
(y por otros personajes)
Descifré algunos pasajes
crípticos del Popol Vuh.
Yo pude ser un vudú
o un rapsoda por encargo,
sin embargo…, sin embargo
soy Alexander Besú.








del libro Bitácora de la tristeza, 2007

FOTOGRAFÍA DE GENERACIÓN

Eran otros años, nosotros demasiado jóvenes para entender
esa historia de gente dispersa en el mundo.
[Edel Morales]

Nosotros
los de aquel año
(1970)
encontrábamos tan lenta nuestra edad
Nos hizo daño
tanta canción en el baño
tanto pantalón campana y tantos adioses
Diana Manolo Zulema Juan…
Rostros borrosos que se han desvanecido
en la Habana
Nosotros
los sonrientes
los románticos confesos
sobrevivimos a besos lascivos
y adolescentes
Fuimos tan desobedientes tan tontos
tan optimistas
que inventábamos conquistas
Arilis Vivian Idalma…
y amábamos con el alma las modelos
de revistas
Nosotros
los colegiales promiscuos
y afrodisíacos
fuimos tan Beatlemaníacos tan locos
y pasionales fuimos tan ceremoniales
tan hijos de la poesía
que olvidamos que podría faltarnos uno
quizás (la risa de Nicolás cayó al Danubio
en Hungría)
Fuimos siempre tan estultos ingenuos
y soñadores
fuimos tan trasnochadores tan malhablados
y cultos
que nos hicimos adultos sin querer
sin darnos cuenta
sólo nos queda una cruenta memoria
y un llanto extraño
Nosotros los de aquel año
(1970)
Para Osvaldo Corona y
Nicolás Mendoza
- entrañables -



inédito

SERMÓN SOBRE EL DOLOR SIMULTÁNEO

Vean: los barcos fondean
en mi dársena interior.
Cierta niebla, cierto helor,
les exigen que descrean
la luz de los puertos. Vean:
los adeptos del martirio
convertirán su delirio
en un seudo combustible,
al saber que es inasible
la lejana luz de Sirio.

Vean: qué rudimentario
el hombre bajo esa cofia
paranoide, que le atrofia
su nomadismo, y su ovario,
y su código binario…;
que lo separa del plexo
solar, le interrumpe el nexo
con su voz contemporánea
y su lealtad simultánea
hacia Dios y el cibersexo.

Vean: qué trémulo y torvo
el suelo y su incontinencia.
No conserven una Hortensia
en un vaso, es un estorbo.
Una ermita para el morbo,
liderazgo de Dalai
Lama, un ego de bonsái…
hacen falta en la maniobra
veloz de salvar la obra
de su propio copyright.

Vean: sangrientos perniles
de ilícitas singladuras
comercian sus nervaduras
en el festín de los viles.
Sacerdotes mercantiles
sin oblación, sin ayuno…
Ninguno es santo. Ninguno
podrá obstruir el longevo
túnel que une el Medioevo
con el siglo XXI.

Vean: yo soy el somonte,
el fuego de Prometeo.
(El sol es un camafeo
al cuello del horizonte)
Yo soy el automedonte
de la luz. Soy lo veraz
y lo apócrifo. El matraz
donde se funde lo místico
con el sueño cabalístico
de la escuadra y el compás.

Vean: hay crisis de karma,
de logística, de aliento,
de fe en el mejoramiento
humano. No es falsa alarma.
Hoy un poema es un arma
mortal aunque no lo crean.
Vean: los barcos fondean
en la rada de mi cráneo,
junto al dolor simultáneo
de Dios y los hombres. Vean.








del cuaderno El arconte de todas las miserias, inédito

MUSITACIONES DE RULFO LUEGO DE RELEER TODA
LA DESOLACIÓN RECIÉN DESCRITA EN SUS RELATOS

Me puse a mirar mi soledad y la encontré más sola
[Juan Rulfo]


…… Para mi amigo José Luís Serrano

Qué soledad. Qué densa soledad
de penas y romances en sordina.
Cuánta espiral de viento en tremolina
levanta el polvo de la odiosidad.

Hay nidos de tristeza en la retina
y acústicos silencios de impiedad,
mientras aúllan su perversidad
todos los perros muertos de Luvina.

Cuánto villorrio sucio. Cuánto lodo.
Presiento que ya lo he contado todo.
Comala es una imagen tan macabra

como otras fotos mías que hoy me hieren.
Dan ganas de callar. De mí no esperen
ni una palabra más. Ni una palabra.







PABLO NERUDA MEDITA MELANCÓLICO MIRANDO
CAER LA LLUVIA EN ISLA NEGRA

Lluvia amiga de los soñadores y de los desesperados, (…)
Ahora estoy acodado frente a la ventana,
y una gran tristeza empaña los vidrios.
[Pablo Neruda]


Llueve como en Temuco, en los techos de mi infancia.
Un – tren - las-tre-ro - a-rras-tra – mis - es-tre-me-ci-mien-tos.
Hoy soy como una copa donde el recuerdo escancia
amores, vinos, libros y algunos sufrimientos.

Como mi antigua casa, la de la Araucanía,
me amueblo de silencios telúricos y mímicos.
Me matará la lluvia, más la melancolía
que cae junto a la lluvia en mis estados anímicos.

Hoy tengo algunas dudas: ¿quién cuida la begonia
que crece al sur de Chile, sobre la Patagonia?
Y yo, ¿soy un albatros o soy sólo un fantoche

que atravesó escoltado la nieve de los Andes?
¿Tendré un cadáver útil como Miguel Hernández?
¿Podré escribir los versos más tristes esta noche?



http://alascuba.blogspot.com/








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada