domingo, 4 de septiembre de 2011

4604.- EDUARDO JORGE


Eduardo Jorge, poeta, nació en Fortaleza (Brasil), en 1978 (CE), donde edita la revista literaria Gazua.




Naja esfinge

el enigma es el ardor de la tierra
caliente bajo los pies pétreos e
hinchados:
acompañar los ojos de la presa

su cansancio peregrino –y
con costillas abiertas lanzar
el desafío:

abrir las cavidades en amenaza

el visitante del vacío asume
la postura estatua– siempre
ella camino:

si destino fuera, rumbos serían

templos, serpientes de roca.
en las presas el thelos –fijos,
los músculos:
al desistir seguirían horas,

–veneno redentor en fuga
subestimación, la esfinge, naja
asalta:

el perdedor ciego, la carne en
breve despedida: huesos aran
la estructura de la tierra y la flauta
enmudecida:

puerta arena: reloj de arena obstruido







DOS CONDICIONES PARA TRAGAR LA PRESA VIVA

-primera condición-

(solo la mitad del cuerpo dentro
del otro)

a la inversa del parto;
duplica la vida dentro de sí,
antes del inicio de la digestión

arrancar cada parte del cuerpo- con perforaciones en línea

-segunda condición -

ver asustada la glotis
dar con la cabeza en la laringe:

prever máximas perforaciones

calmar las patas- aire por la última vez: serpiente sepultura


[Traducción: Leo Lobos]



ENGOLIR A PRESA VIVA: DUAS CONDIÇÕES

condição um -
(metade do corpo dentro
do outro)

o inverso do parto:
duplica a vida dentro de si,

antes do início da digestão.

arrepelar cada parte do corpo - com perfurações em linha:

- condição dois -

ver assustado a glote:
dar com a cabeça na laringe:

prever próximas perfurações
acalmar as patas - ar pela última vez: a serpente sepultura.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada