lunes, 1 de agosto de 2011

4364.- RHONDA BATCHELOR


Rhonda Batchelor (Canadá), se ha desempeñado como escritora, editora, y vendedora de libros y consultora desde 1977. Desde 1990 hasta 1997, ella y su esposo Charles Lillard operan Reference West, una pequeña casa editorial que ha editado más de cien librillos de coplas y cuentos procedentes de los más destacados escritores canadienses. Sus libros incluyen Bearings, Interpreting Silence y Weather Report. Su obra poética, de ficción y ensayística ha sido editada en varias revistas literarias y antologías. En la actualidad Batchelor es editora asistente de The Malahat Review.




La primera niebla de otra caída

Necesito que la niebla se disipe para que pueda
encontrar el jardín y podar las margaritas.

Necesito que la niebla se disipe para que pueda
conducir a la oficina de correos con una tarjeta de condolencias.

Necesito que la niebla se disipe o por lo menos que flote
más al este para que la mañana amanezca.

Necesito que la niebla flote para que pueda flotar con ella
y no sea tan prosaica, tan grave.

Necesito alzarme y flotar fuera de este
bajo, húmedo lugar, pero, fracasar, contentarme con

cualquier rayo metafórico para atravesar
la niebla metafórica.


(Traducciones a cargo de Marta Kosir-Widenbauer)



First Fog of Another Fall

I need the fog to lift so I can
find the garden and dead-head the daisies.

I need the fog to lift so I can
drive to the post office with the sympathy card.

I need the fog to lift or at least drift
further east so morning can rise above.

I need the fog to drift so I can drift with it
and not be so earthbound, so grave.

I need to lift and drift right out of this
low, damp place, but, failing, settle

for any metaphoric ray to pierce
the metaphoric fog.






Enfermo

Es difícil tragarse el día
cuando la mañana es un pedazo
de pan tostado seco
y el cielo está cuajado, agrio
como los disputados sueños
de anoche.

Caer enfermo con algo
que puede que esté o no esté
todo en tu cabeza.

Tómate más tiempo de lo que necesitas
para leer el aviso en la etiqueta.
La somnolencia es relativa, como lo es
también la pesadez de la maquinaria.

Las actividades que requieren que uno esté
atento parecen remotas cuando
todo lo que haces últimamente
se lleva a cabo rutinariamente.

Proponer algo
original es difícil. Es más fácil
mantener lo ya existente.

Así que, llama, marca el número, oprime el botón de enviar.
Dale de comer al frío, mata de hambre la fiebre,
tirita mudamente en la ventana.

La soledad es la receta que escribes
en un garabato semiconsciente.
Toma el consuelo en los fragmentos multicolores
detrás de tus ojos, como ellos
flotan hacia arriba, flotan hacia arriba,
y luego caen lentamente.

(Traducciones a cargo de Marta Kosir-Widenbauer)




It’s hard to swallow the day
when morning is a piece
of dry toast
and the sky is curdled, sour
as last night’s
disputatious dreams.

Coming down with something
that may or may not be
all in your head.

Take more time than you need
to read the label’s warning.
Drowsiness is relative, as is
the heaviness of machinery.

Activities that require being
alert seem remote when
everything you do of late
is carried out by rote.

Coming up with something
original is tough. Easier
to have whatever’s going around.

So phone in, dial up, press send.
Feed the cold, starve the fever,
mutely shiver at the window.

Solitude is a prescription you write
in a semi-conscious scrawl.
Take comfort in the multicoloured
fragments behind your eyes, how they
float up, float up,
then slowly fall.




http://langtech.dickinson.edu/Sirena/Issue8/Batchelor/Ill/poem.htm


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada