sábado, 2 de abril de 2011

3663.- CARMEN ORREGO



CARMEN ORREGO (Santiago, Chile 1925): Estudió dirección de teatro, filosofía y literatura. Dirigió el departamento de Educación Musical en la de Facultad de Música de la Universidad de Chile. Ha recorrido América, desde Canadá hasta el Cabo de Hornos, Europa, Medio Oriente y África del Norte. Sus primeros poemas aparecen traducidos a la lengua inglesa en Active Anthology (Nueva York, 1974), Revista Tlalos (Universidad de Nueva Cork, 1972) y Diálogos (México), y posteriormente al hebreo en Chile Escribe a Israel (Santiago de Chile, 1982). El primer libro publicado es Y todo de vuelta fue escrito entre Nueva York y Bagur (Gerona, 1973) donde se refleja la extremada sensibilidad de la poeta. Otras publicaciones, Entre Nosotros (España, 1978), Retratos Cardinales (España 1981), Veintiuno y otros Poemas (Santiago de Chile, 1982), Alacre (Colombia, 1983) Espacio Hipocampo (Buenos Aires, Argentina, 1984), La Memoria Discreta (Santiago de Chile, 1998), Entonces el Sol (Santiago de Chile, 2000), Chamber Poems, (Santiago de Chile, 2001), “La vida que llevas puesta” (Santiago de Chile, 2004).



HASTA CUANDO

Por qué no aullar llorar
Gritar estremecerse
Sin ningún hasta cuándo
A tiempo limpio -diríamos-
A espacio infragmentado
A puro coraje
Rechazante de consuelos
Cojos vacuos

Sollozando
A notas altas -digo-
Pedaleo la mar de registros en
El gran órgano de la catedral
Exhalando a través de cada uno
Y de todos los tubos de viento
Mi volcánico fuego adolorido

Quisiera - te digo-
Ofrecerte quisiera
Todo el amor
Que rehúsa ser flor seca
Entre las páginas del libro





QUÉ

Qué de mi hay que te conmueva?

Qué otro qué otra que yo?

Qué fuera qué dentro qué tú?

Qué soles no te hacen sombra?





AMAN LOS AMANTES?

¿Es la presencia
En el orden jerárquico
De las cosas una categoría especial
De la ausencia?

Si así

¿Amarían los amantes
En primer y único lugar
Al ausente?

¿Amé yo tu ausencia
-En ese mundo previo aún no
Seleccionado-
Antes mucho antes que amara
Tu presencia?

¿Reconocí a ojos cerrados
Una por una tus más queridas
Tus más entrañables
Reminiscencias?

¿Conocí al dedillo tus
Sobresalientes condiciones de
Viajero?

Me enamoré de ti aceptando
-sin importarme qué-
Tu futura e inevitable ausencia?

¿Por qué entonces
(cada quince minutos)
El águila voraz
La bestia negra
Con garras y mordiscos
Me arranca
Trozos sangrantes del corazón?

¿Es así lo que así es?
My love





VIDA QUE LLEVAS PUESTA

Guarda en tu estuchito el olor a alcanfor
Los orines de tu amante
El aleteo de picaflor
Y cúbrelo todo con pétalos de rosa

El viaje no es tan largo como tú crees
Záfate de las gaitas
Del si bemol en píldoras
De las raíces revueltas
De las traiciones llovidas
Del musgo adherido a la palma de tus manos

De todos modos

Te aseguro
En el Parnaso sigue
Alentando la vida que llevas puesta
Que andando
Llegará a ser tú





MONTAÑISMO

Plenos del deseo de aquí
Ansiosos de la memoria de allá
Aguerridos
Treparon a la cumbre





INCONCLUSA

Si
Como un pájaro pasajero
Se aposentará la historia
Entre mis manos
Dijo la inconclusa
Me quedarían en claro
Los ombligos
Las rosas el alfabeto
Las encarnaciones
Los sueños del mundo

Fácil sería navegar
El río de tu ausencia
Deshacer nota a nota
El canto
Y silencio a silencio ir
Silenciando la historia
Antes que la ola coronada
De gaviotas
Cubra mi frente

Glauco el sorbo de la mar!





HORA DEL MUNDO

¿Qué haces tú a esta hora del mundo?
A esta hora fugitiva del reloj
Tú rebelde tú ajeno
Tú despoblado
Del tic-tac
De las naciones
Desalojado de tu privadísimo
Cuarto de hora
Curtido de errores
De amores
Anegados
Por tus propios sueños

Ayer sólo ayer me consta
La multitud colmando la plaza
A voz en cuello te aclamaba
Voceando una y otra vez
Tu nombre
Nombrándote
Renombrándote
Pesando tus acciones
Tus palabras como
Quien pulsa oro
Y murmurando -sotto voce-
Otras jamás salidas
De tu aliento

En qué par de ojos
En qué mentes
En qué memoria cabes
Tal cual
De cuerpo entero
Con todas tus solturas
Tus afanosas
Tus caprichosas alturas
Quién se llevará a casa
Tan preciado hombre
Rehecho a fuerza de tardíos
Deseos

Rehecho de imágenes
De distancias acercamientos
Recuerdos desenfocados
Hombre ese tú
Libre de todo mal

Así sea

La muerte acrisolada tiene
Sus bemoles me dijiste




ARRIBO

Tu corazón
Mi ribera
Tu amanecida
Mi peligro de muerte

Del pulso depende la suma de los dados

En la palma de tu mano
Permanecí tendida
Eternidad arribada



http://lavquen.tripod.com/carmenorrego.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada