martes, 27 de julio de 2010

289.- SILVIA LOUSTAU


SILVIA LOUSTAU (Mar del Plata). Escritora, traductora y profesora de inglés,
En 1973 gana el Primer Premio de Narrativa del Centro edito de América Latina. David Viñas es uno de los Jurados. Sus narraciones son publicadas por la editorial mencionada.
1975. Obtiene la Faja de Honor a Obra Inédita, otorgada por la S.E.P. Filial La Plata. Prov. de Buenos Aires.
1992. Su poema AMÉRICA, MI AMÉRICA es elegido por el jurado de FEDEFAM (Federación de Familiares de Desaparecidos, Venezuela) para la tarjeta Navideña de la Institución.
1998.-1º Premio Nacional de Cuento. Jurado compuesto por S.A.D.E. (Sociedad Argentina de Escritores) Nacional y miembros de la S.E.P.XVI CERTAMEN NACIONAL DE CUENTO.
2001/ 2002.1ª Mención de Honor a poesía. Certamen Internacional. Organizado por Editorial Pegaso. Argentina.
2002- 1º Mención de Honor poesía. V Certamen Roberto Juraos. Municipalidad de Almirante Brown. Buenos Aires.
2002. Su obra en un acto OSCURO HUESPED, es elegida por la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad de Tandil para ser representada en conmemoración a los desaparecidos de La Noche de Los lápices. Dicha obra fue representada en Las Flores, La Plata y Mar del Plata, siendo seleccionada para el programa de estudio.
2003- 1º Premio Nacional de Narrativa. Jurado de la S.A.D.E. Nacional.
2003. Publica el poemario MANDALA.
2004- Adapta MANDALA para ser presentado como un espectáculo teatral-poético –Musical. Es elegido por concurso por la Facultad de Derecho De la Universidad Nacional de Mar del Plata para su ciclo cultural de verano.
2006.1º Premio Nacional de Narrativa. Otorgado por Bibliotecas Populares de Punilla Centro y U.N de Córdoba.
2007-Su poemario ESPEJO DE LOS DIAS es editado por Artesanías Argentinas( Israel-Argentina)
2010-Publica: “De Mar y Madres”



DE METABOLISMO DE LA LÁGRIMA

II

ocaso de un caldero
lleno de orquídeas y penas
cáscaras secas de avellanas
y cristal quebrado
me pierdo en el sendero de la palabra
en búsqueda de la luciérnaga
que se apagó.



DEL POEMARIO: DE MAR Y MADRES

XV

érase una vez
cuando
dios
se paseaba
por los campos del abandono.

estaba ciego.

no veía
la grisura
de paraísos perdidos.
los pies verdes gigantes.
no olía la hiel
almendras amargas.

dios
soplaba
un aire apocalíptico.
colgaba
trenzas negras
en el cuello
de quienes
sin permiso
abrieron
la puerta
de su reino.


XXV

a Marucha Rave, en ella todas las Madres

Madre amada
mujer de cicatrices y solsticios
amiga de los pordioseros
eterna compañera de los torturados
ven, ayúdame en la amanecida.
déjame descansar la memoria
en tus faldas
inundadas del perfume agrio de los ausentes


XXI

playas de Santa Teresita

llegaban sobresaltados
desnudos
trastornados
por la marea.

el vuelo.

llegaban
a una playa
de otoño arrogante
azotados
por la iracundia del viento.
remotas
huellas desplegadas
sobre voces sigilosas.
zapatos perdidos
arenosos
de muerte verde.
todos sabían
a néctar luctuoso
acariciaban suavemente
la arena
plasmada de flores
y gaviotas de vuelo negro.
erguidos
sobre madejas de tiempo
miradas eternas abiertas
en el abandono
como
niños enfermos.




LOS AMIGOS

a quienes amo y no están, a vos Héctor(el Conde)
por el reencuentro. Silvie

sobre la mesada de la cocina
brillan ajíes rojos y amarillos
marea el perfuma de la albahaca
el ajo el aceite de oliva
el vino tinto /
llegan los amigos / los de antes / los de siempre /
para quienes veinte años no es nada
aunque ya no esta febril la mirada.
los amigos que ahora dicen sköl en vez de salud o chin-chín.
preguntan si habrá una buena cava
en vez de buen champagne
y comentan de los chavales que quedaron en Madrid.
los amigos / que entre vaso y vaso / hacen silencio
y buscan otros rostros en el hueco de la ausencia.
entonces aparece la niñita / cuatro años apenas /
con su vestidito de organdí / y un sol de cobre
brillando entre su pelo.
y mira a los amigos / los de antes / los de siempre/
y me mira / y pregunta qué es la muerte
me hundo en sus ojos / que son los míos /
y sé que aún no tengo la respuesta.



ÁMSTERDAM-BUENOS AIRES- ÁMSTERDAM

a ana frank, en ella a mis compañeras.

te encontré en mi infancia
entre mis propias enfermedades
y catástrofes familiares.
te imaginé paseando / algún domingo /
en una pequeña embarcación /
entre la bruma de Amsterdam /
mientras yo me ahogaba en la niebla
de este sur.
escuché tu voz pequeña /
como envuelta en un pañuelo de seda.
observé
como crecíamos
la piel tan lisa /
de hostia transparente
sobre un pubis que iba anocheciendo.
te perdí y te encontré
entre alambradas
con tu corazón irradiando luz.
te vi
clara / como una estrella entre cristales.
me acompañaste en mis desastres
más incorruptibles/
con dedos de humo
me sostuviste el alma
en los desolados tiempos del chacal.
nos encontraremos algún día /
ostentado nuestro aspecto distraído /
entrando en un bar /
en Ámsterdam o en Buenos Aires /
y nos abrazaremos con todos los amigos /
en un brindis final.


XIV

no buscaba
juramentos
ni casa
ni olvido
buscaba
sólo el momento perfecto .
poder verlo
pensarlo
recrearlo
contarlo
imaginarlo
soñarlo
sentirlo.
celebrar
el encuentro.

( de: Mandala)




XX

dolor.

fosforece
en cada sístole/diástole

hace ya tanto
tanto.

no todos entienden

elegí estar allá.
ahora
que se fueron
sobrevivo
en noches sin sol.

espero una señal

adeene

cenizas que regresan
como regresa el otoño.
un altarcito
para conjurar
ausencias.




VI

algunas noches
se acerca a la orilla del insomnio
se detiene.
se acerca a los labios/
la boca que no está /
pero se acerca /
murmura pequeños secretos /
aunque ya no hay tantos /
tan sólo dice
pájaros y sangre .
pan de magia
mientras él la desnudaba
la acariciaba /así con lentitud /
la penetraba/
poblándola de luces/
dice / le murmura
que lo tiene grabado
en el estuario de sus días /
los de ahora / los de siempre /
como quien guarda ese guijarro /
sedoso / oscuro
amuleto de los mares del sur .




XX

imagino que
me esperarás
en todos mis regresos
estarás con claveles rojos
cobijando las puertas
de la tierra
cruzarás el Estigia
que no te corresponde
al llegar
el viento será
como ese chal
cubridor de ausencias
aprenderé a reconocerte
en cada señal que
presagie vida .

(de: exilios y desexilios)





IX

los dioses están mudos
¿ qué hay de quimeras truncas?
¿de deseos ahorcados en el ático?
los dioses están mudos.
háblame casandra
te brindaré pétalos de gardenias
y hojas de cobre.
responde preguntas imposibles.
preguntas gastadas por los vientos.
¿ dónde encontrar la antorcha
que convierta el camino
en pasaje hacía la luz ?
7
lazarillo de flores
se desliza desnuda
alrededor de la sombra
silenciosa.
ahuyenta
muchedumbre de fantasmas.
ata el cervatillo de los sueños
con el hilo que le entregó Teseo.
hunde en azufre
la antigua llave.
siete veces mira la llama
en la cima del día.
escucha el hechizo
bajo el esplendente sol.

(de: metabolismo de la lágrima)



8

José ( 20/XXII-76 – abatido en La Plata)

pantera reluciente
me destroza en el recinto de la noche
luz negra.
arracimo dolor
estoy atada / cautiva.
imposible conjugar
ausencia.



II

tiembla la realidad
un dejo de hielo entre los labios.

precaria es la hora del silencio.

(de : work in progress)




XXV

blanca cigüeña
atraviesa la niebla de la noche.
tacos de charol
pisan la oscuridad del puerto.
un marinero se sostiene
en el perfume del alcohol
mientras mata la lejanía.

tras las ventanas encendidas
sombras ovilladas
suspiran el último ardor.



XXX

alegres
palabras de la tierra
sabias profecías
del oráculo.
crepitantes los olivos
y la vides.
lejos espejaba el mar
Ariadna
sostenida por Teseo
presentía
lóbregos pasos del minotauro.




CII

qué hay del otro lado de la frente
acaso relojes marcando
horas anteriores.
ayeres cansados de existir.
un golem vivo para siempre
emet escrito en letras de oro
la e imposible de borrar.
castigo de vida en infinito.
un volar de mil campanas
no avisan el suspiro final.

de : Metabolismo de la Lágrima)



107

se descubrieron en el Pozo de Arana
10.000 trozos de huesos calcinados.
la pared herida no alberga
ni raíz ni llanto.
sólo bocas moldeadas en silencio
sólo manos dejando escapar el último recuerdo.
heridas de tinta turbulenta
un río esperando.
tierra ávida.
diez mil caracolas hay
no.
diez mil trocitos de marfil hay
no.
diez mil desgarros en la niebla
diez mil huesecitos
luminosos
afligidos
desolados.
diez mil hijitos
compañeritos
encontrados
murmuran
en la luz .



65

hallándome sentado en el solar que desde antiguo
es destinado a los augures
preguntas donde descansan los recuerdos
desconocido cantar de pájaros
perfume a hiel / sangre indescifrable
inconfundible estrépito de olas
esparcen penas / oscuras rosas
a orillas del río/mar
realizaré mis sortilegios
encendió antorchas el dios del fuego
lejano escucho cantar a la a la
signo de victoria
puedo saber fracasados presagios
ritos desnudos de signos
enciendan llamas
desdichado aquel que cae en desgracia
no hay tumbas
insepultos compañeros
a la a la
bajo el sol antorchas buscadoras.
a la a la.



DE EXILIOS Y DESEXILIOS

59

ahí estás amiga. desparecida. la perla
olvidada en la memoria que no desmiente.
los ojos de los enterrados
nos acusan
se acusan
escribo/ me miran
me atraviesan
las ausencias.

hermana amada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada