jueves, 2 de diciembre de 2010

2225.- ÁNGEL ALMELA WALCHS


ÁNGEL ALMELA VALCHS. Cieza (Murcia).Funcionario docente del MEC/Consejería de Educación y Cultura de la Región de Murcia. Diplomado en Magisterio, Licenciado en Pedagogía y Doctorado, por la Universidad de Murcia
Publica sus primeros poemas en la revista “CAIMAN” (1975-77). Funda junto con otros jóvenes el Grupo de Literatura “LA SIERPE Y EL LAÚD”. En 1980 conoce al poeta Aurelio Guirao, y juntos dirigen la Revista Literaria LA SIERPE Y EL LAUD hasta la muerte del poeta en 1996.
Publica en “DIEZ AUTORES CIEZANOS” (1980), el poemario “EL SILENCIO DE UN LATIDO” (1984). Colabora en el libro “ORO EN PIEDRA”- Homenaje a Borges (1987). Publica “SABOR A MAR” (1991), con el que había ganado el Primer Premio en el IV Certamen Nacional de Poesía del CSIC. Hay poemas suyos en “DIEZ MAS DIEZ” (2004), en “AQUÍ Y AHORA” (2002). Su último libro, “EQUIPAJE ELEMENTAL” es publicado por la Editora Regional de Murcia en 2007. Finalista en el XI Premio Nacional de Poesía Ciudad de Jumilla (1990), en el III Premio Nacional de Poesía Francisco Sánchez Bautista. Mención Especial del Jurado en el II Premio Nacional de Poesía Aurelio Guirao (1998). Coorganizador de los I y II encuentros de Jóvenes Escritores de la Región de Murcia, Murcia Joven 89 y 90.Ponente en diversas actividades académicas, de Animación a la Lectura, Recitales Poéticos, etc.
WEB DEL AUTOR


Lo olvidado

“Y ahora quién podría
descifrar este signo”
José Angel Valente


Se regresa siempre al mismo jardín,
a las petunias que plantamos
y al fuego que revienta nuestro corazón
cuando olvida.

Se regresa siempre al mismo cielo,
a lo vivido, a lo que pudo ser dicho,
a lo llorado de otro modo.
A lo olvidado.







El tiempo

“Hay que crear esa vida
que ahora nos parece un cuento”
Gabriel Celaya

No es tan sólo el tiempo,
con su sortilegio y su hisopo
el que nos engaña.
En la tensa maduración del día
ahogamos el reflejo de la sombra
con el verbo que sembramos,
porque rezamos con el gesto, con la voz,
con la resonancia desnuda
del aire en nuestros oídos.

No es sólo el tiempo el que nos engaña, no,
también el aire que asmáticamente
respiramos







Duermes

Duermes junto a mi árbol
entre elementales luces, en el claroscuro,
entre montañas cubiertas de agua
y con el tiempo casi eterno a la espalda.
Duermes
mientras bebes acompasadamente mi silencio,
mientras una lejana canción con notas agridulces
abre urgencias entre latidos y cielos de amatista,
al cobijo de un dosel de manos.

Duermes, y yo,
lentamente velo tu sueño.
Publicado por las afinidades electivas - España






IDENTIDADES

Hay quienes entran en tu vida
unidos al paisaje,
rezumando el tiempo de tu cotidianidad
y reabriendo el reino de tu memoria.
Son gentes
que documentan la ciudad que compartimos,
que traen voces, gestos o palabras,
y que conviven como materia perdurable
justificando lo que somos.
Hombres y mujeres
que golpean el saco de tu tiempo
porque andan a tu lado
por las esquinas verdes del encuentro casual.
Y cuando faltan
notas su hueco,
la naturaleza se vuelve confusa
y revela una obvia evidencia:
la del agua callada.

No todos los homenajes son olvido,
algunos construyen fotografías
como puentes que sostienen el recuerdo
de un instante humano,
espacios para ver y ser vistos.
Fotografías que pueden llegar a desvelar
el misterio de lo hondo al desnudo
porque en ellas
todavía están presentes
el aroma, el viento
y hasta la voz que se miró.

Hay gentes que entran en nuestras vidas
porque han pisado
nuestras mismas huellas
o porque simplemente se han reflejado
en los mismos escaparates que nosotros,
y aunque su fugacidad
es siempre una grieta en la memoria
conviven
como materia perdurable
justificando lo que somos.


Poema publicado en el Libro-Catálogo de la exposición
"50 personas de mi tiempo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada